Diario de una ruta en coche por la costa de Cádiz ©

Desde Cádiz hasta Tarifa durante 10 días

Andalucía es luz, es el aroma de sus flores, es el sonido de su música, es el viento que la peina y sobre todo es alegría, la alegría de vivir. Es la alegría que transmite y contagia su gente, son sus sonrisas, sus animados pueblos, sus playas de moda, sus fiestas y las ferias, con esos caballos andaluces y ese flamenco que llega al alma.

El objetivo de nuestro roadtrip por Andalucía era vivir todas esas experiencias y sentir todas esas emociones, y de entre todas las opciones, elegimos la que nos llevaría por una de las zonas de moda de España, la costa de Cádiz hasta Tarifa.

Durante 10 días recorreríamos por la carretera N-340 los más de 100 kilómetros de costa que unen la mágica ciudad de Cádiz con el pueblo de moda, Tarifa, recreando la vista desde el coche por esos incomparables paisajes.

Esta costa pasa por ser una de las rutas junto al mar más bonitas y con más ambiente de Europa, combinando un viaje cultural y  gastronómico con mucha playa y además la pasión por las olas y el viento, con algunas de las mejores playas para la práctica de surf y kitesurf.

Tarifa - Cadiz - El Viaje No Termina

Tarifa – Cadiz – El Viaje No Termina

Mapa de la ruta en coche por la costa de Cádiz

Road Trip Costa Cádiz - El Viaje No Termina

Road Trip Costa Cádiz – El Viaje No Termina

Primera parada: Única e incomparable, Cádiz

Cádiz - El Viaje No Termina

Cádiz – El Viaje No Termina

El viaje empezó en la entrañable, histórica y única ciudad de  Cádiz, la Tacita de Plata. Nuestra aventura comenzaba con la idea de disfrutar de la pequeña Habana, esa tierra ganada al mar, cuna de las chirigotas, de uno de los carnavales más importantes de España, del “pescaíto” frito y con una enorme riqueza monumental.

En Cádiz hay que pasear todo el casco antiguo, donde destaca la Catedral y subir a la Torre de Poniente, para obtener unas vistas inmejorables de la ciudad, los castillos de Santa Catalina y San Sebastián, caminar por el Campo del Sur, que os transportará al Malecón de La Habana, El Oratorio de San Felipe Neri, donde se dice que nació la Constitución de 1812 y La Cámara Oscura de la Torre Tavira, otro mirador que se eleva 45 metros.

Además en Cádiz podréis probar el mejor “pescaíto” frito, buenos mariscos y pescados, como el cazón, la urta, la corvina y, no dejéis de probar en alguno de sus restaurantes el atún de la almadraba, tremendo.

En Cádiz visitamos también sus playas urbanas, La Caleta, de arena dorada y fina, Santa María del Mar, La Victoria, una de las mejores de la zona con casi 3 kilómetros de longitud y con un paseo de playa muy animado al caer el sol, y la CortaduraTorregorda, que conserva su naturalidad y su paisaje de dunas.

Cádiz - El Viaje No Termina

Cádiz – El Viaje No Termina

Cádiz y sus alrededores

Una visita muy recomendable desde Cádiz es acercarse a Jerez de la Frontera, que está a 35 kilómetros por la AP-4. Esta ciudad es famosa por sus vinos con denominación de origen, a los que da nombre: el jerez o “sherry” y el brandy. Es interesante conocer alguna de las bodegas que hay, en las que te explican las características de los vinos, su historia y su elaboración. Además se suele finalizar con una degustación de vinos de la bodega.

Pero no sólo eso veréis en Jerez, ya que el casco viejo está declarado Centro Histórico-Artístico y es una pasada, por ejemplo la Catedral de San Salvador o la plaza árabe que ubicaba una mezquita ahora convertida en la Iglesia cristiana de Santa María. El Alcázar de Jerez que preside el casco histórico, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, del siglo XII o el convento de Santo Domingo.

Además tuvimos la ocasión de disfrutar de dos eventos unidos a la idiosincrasia de Jerez, un festival de flamenco inolvidable y un espectáculo de baile de caballos pura raza.

Para completar la visita se puede degustar algunas delicias de la zona como langostinos, almejas, calamares rellenos, puntillas, gazpachos, ajo caliente y sus vinos DO Jerez, en sus numerosos restaurantes.

Jerez - Cadiz - El Viaje No Termina

Jerez – Cadiz – El Viaje No Termina

Jerez - Cadiz - El Viaje No Termina

Jerez – Cadiz – El Viaje No Termina

Jerez - Cadiz - El Viaje No Termina

Jerez – Cadiz – El Viaje No Termina

También cercano a Cádiz, nos acercamos a Sanlúcar de Barrameda, conocido como el “San Sebastián del sur” con sus excelentes playas hacia el Atlántico, de donde se nutren de buen marisco y por encima de todo, su Parque Nacional de Doñana, la mayor reserva ecológica de Europa, donde más de 200.000 aves acuáticas visitan anualmente sus marismas y declarado Patrimonio de la Humanidad, algo grandioso que justifica por si solo el viaje por el sur de Andalucía.

Sanlucar de Barrameda - Cádiz - El Viaje No Termina

Sanlucar de Barrameda – Cádiz – El Viaje No Termina

Antes de decir adiós a Cádiz, nos acercamos al Puerto de Santa María, a unos 20 kilómetros. Esta localidad, llamada la “ciudad de los cien palacios” es una clara representación de la pasión marinera de la historia gaditana. Esta vinculación marinera le aporta un toque especial como punto gastronómico, destacando sus rapes al pan frito, los ostiones fritos o las míticas tortillas de camarones.

Puerto de Santa Maria - Cadiz - El Viaje No Termina

Puerto de Santa Maria – Cadiz – El Viaje No Termina

Segunda parada: La perla, Conil de la Frontera.

Después de enamorarnos de Cádiz y sus alrededores, pusimos rumbo a uno de los pueblos más míticos de España, Conil de la Frontera.

Este pueblo de impolutas casas blancas es realmente encantador, y la mejor elección es perderse por sus calles y plazas, entre sus tiendas y sus innumerables restaurantes donde degustar la gastronomía andaluza, pararse en cualquier rincón a charlar con la gente del pueblo o bajar a su concurrida playa de los Bateles a darse un baño. Todas ellas, son experiencias que hacen de Conil el lugar ideal para hacer un alto durante unos días.

Por esta zona demás, hay innumerables playas para acercarse en coche, como son la Playa de Roche y la Fuente del Gallo.

Conil de la Frontera - Cadiz - El Viaje No Termina

Conil de la Frontera – Cadiz – El Viaje No Termina

Tercera parada: Imponente, Vejer de la Frontera.

Después de unos días en Conil, y cuando creías que habías visto lo mejor, llega Vejer de la Frontera, te saluda y te deja boquiabierto, hasta el punto de que no puedes dejar de pensar que es uno de los pueblos más bonitos de España.

La llegada a este pueblecito, con claras huellas árabes, que trepó una montaña para convertirse en un altar donde los viajeros peregrinan con devoción ávidos de conocer su misterio es toda una gozada.

El acceso en coche fue complicado porque suele concurrir mucha gente, pero en la parte alta hay un parking bien indicado donde, no sin dificultad, conseguiréis aparcar.

Pueblo blanco inmaculado, cuidado y mimado por sus habitantes, que no pierde su encanto a pesar de la cantidad de personas que allí acuden alentados por la fama de este lugar.

Desde el Castillo de Vejer, del siglo XV, obtendrás unas vistas únicas del casco antiguo, la fortaleza rodea de manera irregular el pueblo y su monumento más destacado es precisamente el propio pueblo, sus calles y sus casas.

Después de probar un rico gazpacho y un pescado de la zona, la mejor opción fue acercarse a la Playa del Palmar, una de las más grandes de esta zona de costa, con más de 4 kilómetros de longitud y hasta 50 metros de ancho, cuna de surfistas y kitesurfistas y con unas puestas de sol que enamoran.

Vejer de la Frontera - Cadiz - El Viaje No Termina

Vejer de la Frontera – Cadiz – El Viaje No Termina

Vejer de la Frontera - Cadiz - El Viaje No Termina

Vejer de la Frontera – Cadiz – El Viaje No Termina

Vejer de la Frontera - Cadiz - El Viaje No Termina

Vejer de la Frontera – Cadiz – El Viaje No Termina

Playa el Palmar - Cadiz - El Viaje No Termina

Playa el Palmar – Cadiz – El Viaje No Termina

Cuarta parada: Barbate y Caños de Meca.

Continuando por la carretera local paralela a la costa llegamos a Barbate, un bonito pueblo pesquero con una estupenda gastronomía basada en el pescado y con playas bellísimas: la del Carmen, la Hierbabuena y la mundialmente famosa Caños de Meca.

De las tres destaca la hippie, la alternativa, la surrealista Caños de Meca, con sus altos acantilados y sus manantiales de agua dulce, sus gentes libres de preocupaciones y su buen ambiente, y que se ubica dentro del Parque Natural del Acantilado y Pinar de Barbate.

Una vez en la playa de Caños de Meca, podéis acercaros también hasta el Faro del Cabo de Trafalgar.

Barbate - Cadiz - El Viaje No Termina

Barbate – Cadiz – El Viaje No Termina

Canos de Meca - Cadiz - El Viaje No Termina

Canos de Meca – Cadiz – El Viaje No Termina

Quinta parada: el clasicismo andaluz, Zahara de los Atunes.

La siguiente parada en nuestra ruta fue el pintoresco pueblo de Zahara de los Atunes, que a pesar de ser un lugar bastante pequeño, representa mejor que ningún otro el estilo andaluz en su máxima expresión. Destaca su castillo de la Almadraba y el pueblo se encuentra bañado por una playa extensa, con arenas finas y es cuna también de los amantes del windsurf.

Zahara de los Atunes - Cadiz - El Viaje No Termina

Zahara de los Atunes – Cadiz – El Viaje No Termina

Sexta parada: el pueblo de moda, Tarifa.

El final de la ruta fue el punto más meridional de la península, Tarifa, el pueblo de moda, el pueblo del buen rollo, lugar de culto para surferos de todo el mundo que acuden en masa en busca de sus míticos vientos y se quedan durante semanas practicando su deporte, creando un ambiente realmente bonito durante casi todo el año.

Los restaurantes de la zona combinan la gastronomía típica andaluza con platos más internacionales y elaborados, producto de la mezcla de países que se juntan en este pueblo.

Las playas más famosas de la zona son la de Los Lances en el propio pueblo y la Valdevaqueros, famosas en el mundo del kitesurfing.

Durante los días que estéis en Tarifa y a tan solo 23 kilómetros, podréis visitar la espectacular Playa de Bolonia y su famosa duna, y junto a esta, una de las más bonitas de toda la costa, la Playa de los Alemanes.

Playa de los Alemanes - Cadiz - El Viaje No Termina

Playa de los Alemanes – Cadiz – El Viaje No Termina

Playa de Valdevaqueros - Cadiz - El Viaje No Termina

Playa de Valdevaqueros – Cadiz – El Viaje No Termina

Tarifa - Cadiz - El Viaje No Termina

Tarifa – Cadiz – El Viaje No Termina

Tarifa - Cadiz - El Viaje No Termina

Tarifa – Cadiz – El Viaje No Termina

Tarifa - Cadiz - El Viaje No Termina

Tarifa – Cadiz – El Viaje No Termina

No es posible expresar con palabras la mezcla de sensaciones que nos había generado nuestro viaje en coche por la costa gaditana. Esa mezcla de historia, de cultura, de gastronomía, de deporte y de fiesta que nos había inundado. Esos pueblos alegres, felices como sus gentes, siempre generosos, divertidos y dispuestos a ayudarte, esa calidez tanto de su clima como de las personas, que hace que seas capaz de sentirte uno más, como si tus raíces fueran de allí, donde nadie es extranjero.

Puede que fueran los salvajes vientos del sur, esos vientos que te despeinan el alma y te mueve el corazón, pero habíamos quedado embrujados por completo por Andalucía.

Mapa de los lugares imprescindibles en la costa gaditana